Portugal - Sistema procesal penal




PORTUGAL

(Jorge de Figueiredo Dias: CODIGO DE PROCESSO PENAL E OUTRA LEGISLACAO PROCESSUAL PENAL [Introducción, pag.5/24], Lisbo­a, 1992, Aequitas, Edit. Noticias).

El Código de 1929 tenía la característica de que el juez del juicio era encargado de la instrucción y ordenaba al ministerio público acusar o no. La legislación de 1945 transfirió ambas facultades al ministerio público pero con un grave déficit de control judicial sobre su actuación. En 1972 se estableció el juez de instrucción con funciones de fiscalización de la actividad del ministerio público.
Después del movimiento democratizante de 1974 fue pro­mulgada la Constitución de la República en 1976, cuyo art.32, nro.5, dispuso que el proceso penal debe tener es­tructura acusatoria. En 1982 se sancionó un nuevo código penal y en 1983 se estableció la comisión reformadora del código procesal penal presidida por Figueiredo Dias. El nue­vo código entró en vigencia el 1 de enero de 1988.
Una de las características más salientes es que la en­cuesta se realiza por el Ministerio Público y la interven­ción del juez de instrucción sólo tiene lugar a pedido, sea del imputado o de la víctima. La instrucción, por ende, tie­ne el carácter de una instancia contradictoria de revisión sobre la determinación de acusar o no.
Otra característica es la estructuración de dos tipos especiales de proceso. Uno de carácter sumario para delitos de menor gravedad sorprendidos en flagrante con audiencia en forma inmediata o en pocos días. Otro de carácter sumarísi­mo, para delitos de mínima gravedad con notas de tipo monitorio.
En los delitos de mayor gravedad está prevista la in­tervención del jurado a pedido, sea del ministerio público, del acusado o de la víctima. Actúa al modo escabinado, deli­berando junto con los jueces. Para otros delitos se prevé la intervención de un tribunal colegiado o singular, según su mayor o menor gravedad.
El principio de oportunidad está establecido de manera limitada para delitos de mínima o mediana gravedad y con el consentimiento del juez de instrucción.